Fideicomisos

Cuando constituyes un fideicomiso de Protección Patrimonial y Sucesorio garantizas el cumplimiento de las obligaciones que tú mismo determinas, en tu carácter de Fideicomitente, en favor de los beneficiarios que tú mismo designes. El fideicomitente, como sabes, es la persona propietaria de los bienes que se aportan al fideicomiso. De esta manera, la institución fiduciaria tomará las acciones que tú hubieras instruido al cumplirse las condiciones previstas en el fideicomiso, garantizando así una sucesión jurídicamente segura y ágil, sin necesidad de un testamento, un juicio sucesorio ni trámites ante el notario.

Ejemplo.

Miguel es jefe de familia y es propietario de la casa familiar, la casa donde vive su madre, la casa vacacional, tres locales comerciales en la Central de Abastos, un porcentaje accionario del 20% en una comercializadora de semillas, sus cuentas bancarias y fondos de inversión. Miguel quiere asegurarse de que si él llegara a faltar su madre y su esposa reciban mensualmente una pensión económica hasta el día en que fallezcan, sin tener que depender de que sus hijos se hagan cargo de cumplir esta determinación.

Quiere también una sucesión tranquila y sin sobresaltos, garantizar que no habrá conflicto judicial entre sus hijos por sus bienes, y que cada uno de ellos reciba una cantidad mensual mientras estén estudiando, además de ciertos bienes cuando se titulen; pero quiere establecer algunas condiciones.

Miguel se acerca a CH Capital y acepta la siguiente propuesta:

I)Aporta sus inmuebles, acciones y demás bienes a un Fideicomiso de Protección Patrimonial.

II)Establece las condicionesen las cuales su madre, su esposa y sus hijos recibirán una cantidad mensual, estos últimos bajo ciertas condiciones.

III)Señala quiénes serán los beneficiarios de los bienes aportados al Fideicomiso cuando él muera y queda tranquilo sabiendo que su voluntad será cumplida de inmediato por el Fiduciario (CH Capital en este caso) sin necesidad de un juicio sucesorio largo y tal vez complicado.

IV) Está tranquilo sabiendo que sus beneficiarios no podrán impugnar su voluntad.

V) Instruye al Fiduciario para que administre la renta de los locales, la casa vacacional y los locales comerciales, y con ello cubra las obligaciones que ha establecido.

VI) CH Capital recibe y administra los bienes aportados, ejecuta las órdenes del Fideicomitente y entrega mensualmente a los beneficiarios, por medio de subcuentas dentro del Fideicomiso, la cantidad que les fue asignada, además de cubrir los pagos que el Fideicomitente le señale.

VII)Miguel (el Fideicomitente) queda tranquilo y satisfecho de que el patrimonio familiar está protegido contra embargos y nuevos impuestos.

VIII)El Fideicomitente sabe también que puede modificar las reglas que él mismo estableció respecto de los bienes; que puede cambiar a sus beneficiarios y agregar a otros o eliminarlos; que puede dar instrucciones en cualquier momento al Fiduciario para que venda alguno o algunos de los bienes que están dentro del Fideicomiso y que compre otros, o bien que invierta el producto de la venta en determinados instrumentos.

IX)El Fideicomitente sabe que él es quien decide qué debe hacerse con los bienes que ha aportado a su Fideicomiso y los productos generados.

Si este ejemplo te llama la atención, recuerda que CH Capital puede ofrecerte una asesoría personalizada totalmente gratis en donde conocerás todos los beneficios del fideicomiso y cuál es el que más se adapta a tus necesidades. ¡Acércate a nosotros!.


Mas información →